0 artículo

Ayudar al medio ambiente cuidando nuestro consumo de agua

Artículo elaborado por: División Hidráulico

En vista de la evidente contaminación de nuestras fuentes de agua limpia, aunado al crecimiento de la población, se hace cada día más difícil la dotación de agua residencial con la calidad y los valores bacteriológicos establecidos según las normas.  Es por ello que se hace imprescindible cuidar el agua que consumimos a diario en nuestras residencias, comercios, industrias y otros.


En nuestro país, según normas de dotación de agua potable a las viviendas, el consumo medio de agua se calcula en unos 200 litros/día/habitante, la cual es una cantidad que debería ser suficiente para el consumo diario de una familia promedio. Con base a ello se efectúan los cálculos hidráulicos para el diseño de todos los componentes que llevarán el agua desde las fuentes de abastecimientos hasta el consumidor final, pasando por los ramales de tuberías de todo tipo, cisternas, tinacos, válvulas, accesorios, etc. 


Para ese momento el agua, tal como la recibimos, ha pasado por una serie de tratamientos y adecuaciones que son bastante costosas. Claro está que el agua tal como la captamos no pudiera ser entregada directamente a las viviendas. Precisamente por eso, por que debe cumplir con una serie de valores. De allí se desprende la llamada “Cultura del Agua”.


La Cultura del Agua, también denominada Cultura Hídrica es un conjunto de ideas, acciones, herramientas y modos empleados para la satisfacción de necesidades fundamentales relacionadas con el vital líquido. Se pretende promover la adquisición de conocimientos sobre el agua y en general sobre el medioambiente, la transformación de actitudes y valores, el desarrollo de hábitos que faciliten el camino hacia la sustentabilidad y el mejoramiento de la calidad de vida de los seres humanos.



¿Qué acciones debemos tomar para preservar este líquido vital, el cual cada día se hace más costoso?

  • Revisar periódicamente nuestros equipos sanitarios-hidráulicos: Un equipo que gotea (lavamanos, grifos, sanitario, etc.) consume al día una cantidad superior a 250 litros, en caso de que el goteo sea lento. Si el goteo es más rápido, estaremos sobrepasando los 600 litros/día.

  • Cerrar las llaves mientras hacemos ciertas funciones de aseo: Si mientras nos afeitamos, cepillamos nuestros dientes, lavamos nuestras manos, etc.; dejamos las llaves abiertas, esa cantidad de agua desperdiciada es costosa y pudiera beneficiar a otras personas y a cuidar nuestros bolsillos.

  • Aplicar criterios de escasez al lavar nuestros vehículos y otras pertenencias.: Hemos observado como se desperdicia el agua mientras lavamos nuestros coches, bicicletas, motos, etc. Esa agua que se desperdicia, igualmente, es sumamente costosa y la misma acción la podemos lograr con un balde lleno de agua.


Al ser el agua un elemento vital, involucra a todos los miembros del grupo o sociedad, y su uso es el resultado de experiencias seleccionadas social e históricamente. 


De toda el agua suministrada a la población, al menos un 15% se pierde por equipos y tuberías defectuosas.


En vista de todo ello: Asumamos la cultura del agua y cambiemos de actitud. El medio ambiente te lo agradecerá. 



¿Te gustaría recibir mayor asesoría sobre cómo hacer más eficientes y ahorradoras tus instalaciones hidrosanitarias? Envíanos un correo a info@aei.mx 



Fuente: 

Apuntes de ingeniería ambiental. Oscar Pérez Medero

Cultura del Agua. Conagua.


#CulturaDelAgua #MedioAmbiente #Hidraulico 




Solo puedes comparar máximo 4 productos.